Los comercios exclusivos de venta de dulce de leche comienzan a multiplicarse por toda la ciudad

Algunos dicen que el dulce de leche es argentino, otros que surgió en el sudeste asiático. Lo cierto es que se producen 140.000 toneladas anuales y los argentinos tiene un consumo per capita de 3,5 kilos al año, con un crecimiento anual de 2,8 por ciento. Es tal la fuerza que ha tomado el producto que hoy se festeja en todo el mundo el “World Dulce de Leche Day”.

En el último tiempo, los comerciantes minoristas decidieron aprovechar esa fama mundial. En el barrio porteño de San Telmo hay varios locales exclusivos que venden dulce de leche de vaca, oveja y hasta de cabra, de coco, soja, menta o naranja. La moda también comienza a replicarse en La Boca, Microcentro y otros barrios.

Dulce de leche & Co se proclama como la primera tienda porteña dedicada exclusivamente al dulce de leche y derivados. Creada en 2016, cuentan con tres locales en San Telmo, Palermo y el centro, pero antes de fin de año desembarcarán en Caminito y ya tienen otra apertura en carpeta para el 2019. Hasta están presentes en la sala VIP del aeropuerto de Ezeiza.

Su creador, el tandilense Matías Bruno, explica que “tenemos 50 variedades de dulce de leche de 30 productores de todo el país que van desde El Bolsón hasta Salta. El kilo cotiza entre los $130 y los $220. La marca salteña Campo Quijano fue elegida la mejor en la feria Caminos y Sabores y Mamma Rosa fue premiada el año anterior. Sólo ofrecemos productos seleccionados, dulce de leche de vaca, cabra y oveja y veganos. La mayoría son compradores extranjeros”. Ofrecen franquicias, que requieren una inversión que va de los $150.000 a los $250.000.

La casa del dulce de leche es una cadena que nació hace dos años y medio. Valentino Fernández Castañón decidió cambiar las antigüedades por un producto bien argentino. Tiene tres locales, dos en San Telmo y hace tres meses abrió uno en la calle Lavalle. Ofrece productos de marcas como Chimbote, Cachafaz, Magdalena, San Bernardo, Beepure y Poncho Negro, además de su marca propia. El kilo cotiza entre los $180 y $240, salvo el Poncho Negro que vale $150 los 450 gramos.

La vaca lechera de San Telmo es un local nacido en 2017 y ofrece 22 marcas de dulce de leche argentinos. Andrea Maida, encontró la veta y ofrece marcas de Gualeguaychú, Tandil, Córdoba y Mar del Plata, entre otras. Tiene gustos de dulce de leche saborizados y endulzados con stevia, además de versiones de soja, de cabra y hasta los orgánicos de Dipure con y sin azúcar.

Los precios son aptos para argentinos y extranjeros. “El dulce de leche no es caro, el problema es a cuánto se lo quieren vender a los extranjeros. El de La Salamandra, una marca que ahora pertenece a una cooperativa recuperada, vale $100 el kilo. Queremos que todos los productores tengan visibilidad. La más cara es Patagonia a $250 el kilo, al igual que la marplatense Chimbote”, dice Maida. Tiene en carpeta la apertura de dos locales más.

Su hermana Carolina Silvani incursionó en La Boca con su marca Dulce de leche argento y ofrece 22 marcas de productores del interior. Sus precios van de los $100 a los $220. “Además de los dulce de leches, tenemos alfajores, caramelos, yerba y aceite de oliva. Los brasileños son los que más compran dulce de leche, se llevan hasta 20 potes”.

Fuente: Diario BAE

Continuar leyendo:

http://www.ele-ve.com.ar/Los-comercios-exclusivos-de-venta-de-dulce-de-leche-comienzan-a-multiplicarse-por-toda-la-ciudad.html

Fuente: Eleve- http://www.ele-ve.com.ar

Deja un comentario