Con cuidado para no irritar a Carrió, Angelici aún teje entre Jueces y Fiscales

carrioangelici 22

Dice que sólo se mete cuando se lo pide Macri. Pero hizo lobby en favor de Raúl Pleé para la Procuración y se movió para beneficiar a Niembro y tratar de proteger a Lijo.

“Sólo me meto cuando Mauricio me lo pide”. Daniel “el Tano” Angelici suele refugiarse en su casa de fin de semana en Pilar cuando hay mucho movimiento en Comodoro Py. Son pocos los que disfrutan de sus asados. Pero, entre ellos, hay jueces y fiscales, además de funcionarios. Cuando quiere ver a su amigo, el presidente Mauricio Macri, viaja hasta Los Abrojos, la quinta familiar. Evita la Casa Rosada y, de vez en cuando, va a la residencia de Olivos.

Hoy el Tano se mueve con la delicadeza de la acupuntura: no quiere resquebrajar la paz que, por ahora, logró enhebrar con Elisa Carrió. Pero no pierde su influencia. Entre sus íntimos asegura que su único jefe es su amigo el Presidente, y que su lejanía a Comodoro Py no es total pero no se involucra en el día a día. “No quiero más quilombos”, les dice a sus interlocutores.

Sin embargo, tiene en su mente cuántas designaciones están tramitando en el Consejo de la Magistratura y cómo está el mapa judicial. Lo preocupa su amigo Ariel Lijo, quien puso en la cárcel a Amado Boudou por enriquecimiento ilícito. Lijo ha sido uno de sus buenos amigos, de aquellos con los que ha compartido tertulias en el Hotel Faena en el pasado. El Tano intentó, por ahora en vano, que no caiga en desgracia.

Incluso la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, lo tiene en la mira por las presuntas demoras en las causas y porque no involucró, por ahora, a Ricardo Echegaray, el ex titular de la AFIP, en la causa Ciccone. Justamente, Angelici, además, no reniega de su amistad con Darío Richarte, quien fue uno de los abogados de Boudou en esa causa, y quien desembarcó en Boca Juniors con el Tano.

Ante sus confidentes, Angelici cree que el juez federal Daniel Rafecas terminará pronto su carrera como magistrado: está en la mira del Gobierno. Rafecas, quien desestimó la causa por encubrimiento que activó Alberto Nisman, es uno de los principales apuntados por la Casa Rosada.

Una de las últimas incursiones de Angelici fue para ayudar a Fernando Niembro, el periodista deportivo que fue investigado (y sobreseído) por presuntas irregularidades con contratos con la Ciudad. Visitó a dos camaristas tras la apelación del sobreseimiento.
Además de su viaje a China para intentar repatriar a Carlos Tevez a Boca Juniors, jugó una ficha fuerte: intentó la semana pasada convencer a Macri de que Raúl Pleé es la mejor opción para reemplazar a Alejandra Gils Carbó en la Procuración.

Hasta 2012 Pleé fue titular de la Unidad de Delitos de Lavado de Dinero y Financiamiento del Terrorismo, hasta que lo echó Gils Carbó. Hoy es fiscal general ante la Cámara de Casación Penal. Es amigo de Angelici y hasta integró la comisión que asesoraba en seguridad a Boca. Allí estaban Guillermo Montenegro y el fiscal Carlos Stornelli. Nunca se perdió las cenas de Boca Social.

Pleé forma parte, junto a los fiscales Stornelli y Gerardo Pollicita, de su círculo. Stornelli fue quien pidió la prisión preventiva para Julio de Vido y Pollicita acusa a CFK. Entre los jueces están Marcelo Martínez de Giorgi y Julián Ercolini, quien investiga irregularidades en la obra pública K. El Tano jura que no está empujando ninguna investigación. Pocos le creen.

Fuente: Ezequiel Spillman

Continuar leyendo:


http://gazetajudicial.com.ar/con-cuidado-para-no-irritar-a-carrio-angelici-aun-teje-entre-jueces-y-fiscales/

Fuente: http://www.gazetajudicial.com.ar

Deja un comentario